Cambio en mi vida (el segundo parte)

... Ahora ha llegado el momento. El momento de que yo tenía mucho miedo y esperaba que nunca entraría. Pero ahora esta aquí, la verdad ha salido a la luz y tengo que luchar por mi familia.

Mi hija, mi amada hija sabe la verdad. Ahora sabe que Petra y yo no somos sus padres biológicos y sabe lo que hice mal en mi pasado en el ejército. Estela es una niña desaparecida.

Se me parte el corazón de ver cómo mi familia se cae a pedazos a causa de esta verdad. Estela ya no vive con nosotros. Este hecho nos está matando, a mi esposa y a mí y sólo queríamos lo mejor. Pero cómo podemos continuar ahora? Regrasará a nosotros y nos perdonará? Creo que la distancia es para nuestra familia la mejor y la única solución. Pero, qué pasó con Alexandra? Ella es una niña desaparecida también. ¡Dios, tengo mucho miedo! Pero mi esposa y yo estamos de acuerdo. No queremos perder otra hija y queremos aprovechar la oportunidad y decirle la verdad. A lo mejor ella lo entenderá y tal vez también Estela va a entender que luchamos por la familia. Hemos hecho un gran error pero queremos enmendarlo. Queremos mejorar nos. Ahora queremos hablar abiertamente con nuestras hijas sobre nuestro pasado terrible. Deben saber todo y deben preguntar todo. Esto es sus derecho y queremos que entiendan.

Ha pasado una semana desde que Estela se va y ha cambiado mucho. Nosotros hemos cambiado mucho. Especialmente Alexandra, que generalmente es tan llena de vida y divertida, ahora está muy tranquila y casi nunca sale de su habitación. Incluso no quiere hablar y no cumple con las reglas. Pero en la actualidad ya no hay reglas o disciplina y yo no tengo fuerza porque la situación me ha cambiado demasiado. Soy muy pensativo y no soy muy exigente con mis hijas. También no lo quiero porque me he dado cuenta que mis hijas son mayores. Son casi adultos. Tengo que aceptarlo y tengo que mantenerme alejado de sus vidas. Sólo puedo ofrecerlas apoyo.

También Petra, que llora todos los dias, lo ha entendido. Está completamente deprimida y tengo la sensación que echa la culpa a sí misma. Pero mantenemos juntos y queremos mejorar todo. ¡Luchamos para nuestras hijas!

Está noche nos reunimos todos. Vamos a hablar con nuestras hijas y decir la verdad a Alexandra. Ya no vamos a jugar al escondite con ellas. Hemos aprendido de nuestros errores.

Carolina am 18.6.14 12:55

Letzte Einträge: La Dictadura militar y los desaparecidos / El pasado de Armando Lavalle, Cambio en mi vida, Mi evaluación final

bisher 0 Kommentar(e)     TrackBack-URL

Name:
Email:
Website:
E-Mail bei weiteren Kommentaren
Informationen speichern (Cookie)


 Smileys einfügen